TuGatronomia.com en Facebook
TuGatronomia.com en Twitter
Langosta o cigala
Langosta o cigala
Pescados y Mariscos
La langosta y la cigala deben indefectiblemente estar vivas, agitar enérgicamente la cola cuando se las agarra y no tener ninguna huella de combate. Deben poseer todas sus patas y tenazas (para el caso de la langosta) y no presentar ningún hoyo en su caparazón. Lo único que ocasionalmente pudiera estar quebrado, debido a su fragilidad, son las antenas de la cigala. Estos crustáceos se cortan vivos, de ser necesario, sosteniéndolos firmemente. Para cocerlos en caldo (llevado a ebullición previamente), hay que atarlos con ligas gruesas, habiendo plegado las tenazas sobre el cuerpo, para que no forcejeen. Antes de realizar cualquier cocción de langosta cortada viva, hay que vaciarle la bolsa de arena situada bajo la cabeza y retirarle los intestinos que se encuentran bajo el cuerpo. La langosta y la cigala se preparan de la misma manera. La carne de la cigala es más fina, aunque menos perfumada que la de la langosta. Una langosta pesa entre 450 g y 1 kg, mientras que una cigala pesa entre 800 g y 1 kg. Las hembras siempre son más pesadas que los machos y ocasionalmente están llenas de huevecillos.
Comentarios

otros de Pescados y Mariscos
Proyectos Destacados | Panamá
Negocios en Panamá
2018. TuGastronomia.com Todos los derechos reservados. Desarrollado por: NAPPO